¿PUEDE LA MUJER HABLAR EN LA CONGREGACIÓN?

1Co 14:34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.
1Co 14:35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.
1Co 14:36 ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado?
1Co 14:37 Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.
1Co 14:38 Mas el que ignora, ignore.
1Co 14:39 Así que, hermanos, procurad profetizar, y no impidáis el hablar lenguas;
1Co 14:40 pero hágase todo decentemente y con orden.

Si alguien cree que solo a él le ha venido la palabra de Dios, y que lo que dice es la verdad, considere este texto; a una iglesia, en la que se manifestaban los dones del espíritu Santo: profecía, lenguas, etc. Pablo los exhorta a que las mujeres “no hablen” pues es una ley de Dios, y dice finalmente: el que quiera ignorar, quédese ignorante, es decir: el que quiera hacer caso omiso de lo que dice esta palabra…, desconozca, ignore, no haga caso a la Palabra de Dios, sea rebelde, niegue la autoridad de Dios, no obedezca los mandamientos de Dios.


Mat 5:17 No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir.
Mat 5:18 Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido.
Mat 5:19 De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.
Mat 5:20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos.

Cualquiera que quebrante uno de los mandamientos será muy pequeño en el reino de los cielos.


1Ti 2:11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.
1Ti 2:12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.
1Ti 2:13 Porque Adán fue formado primero, después Eva;
1Ti 2:14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.

Pablo se refería a hombres en general, no solo a los esposos, dice claramente “no enseñar a los hombres” y a aprender en silencio”.
Cuando la congregación se reúne lo hace con una finalidad: Aprender, si la mujer habla por cualquier motivo en la congregación, es transgresora de la ley, se niega a obedecer al espíritu.


El caso de las esposas

Efe 5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.
Efe 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;
Efe 5:23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Efe 5:24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

1Pe 3:1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,
1Pe 3:2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa.

La mujer no tiene autoridad sobre el varón, aunque este no sea creyente o él sea su esposo, Pablo dice que los no creyentes serán ganados sin palabra por parte de sus mujeres.
Las esposas y sus maridos son como la iglesia y Cristo ¿Se imaginan a la iglesia diciendo a Cristo lo que debe hacer, decir, pensar o corrigiéndolo? ¿Se imaginan a Cristo desobedeciendo a Dios? Cristo salió de Dios, la mujer del hombre, en la creación me refiero. Cristo se somete a Dios, la mujer debe someterse al hombre. Más delante de Dios somos iguales... aun estamos en el mundo.


Stg 2:8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis;
Stg 2:9 pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.
Stg 2:10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.
Stg 2:11 Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.
Stg 2:12 Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad.

1Co 11:4 Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza.
1Co 11:5 Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.
1Co 11:6 Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra.
1Co 11:7 Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón.
1Co 11:8 Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón,
1Co 11:9 y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.
1Co 11:10 Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles.
1Co 11:11 Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón;
1Co 11:12 porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios.
1Co 11:13 Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza?
1Co 11:14 La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?
1Co 11:15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.
1Co 11:16 Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.

Si una mujer habla en la congregación desobedece la Ley de Dios, deshonra a los varones, se hace culpable de toda la Ley y de alterar el orden de las cosas.
Que la vanidad y el orgullo no venza, imagínense a los hombres queriendo ser mayores o iguales que Cristo en todo, o a Cristo pretendiendo igualarse a Dios.
Él renunció a su investidura celestial, y a ser como Dios, al tener en sí mismo la palabra de Dios, la infinita justicia, reconoció de donde salió y respetó y sigue respetando esa condición.
Ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón: se refiere al respeto que debe tener el varón hacia la mujer, pues como hombres, la mujer es por quien nacemos, pero en el principio la mujer salió del varón, para el varón. Sin varón no habría mujer, sin mujer no habría varón.


Mat 22:29 Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.
Mat 22:30 Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo.

Mar 12:24 Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios?
Mar 12:25 Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos.

Así es, en la resurrección, delante de Dios seremos iguales, ojo, delante de Dios.
Los hombres y las mujeres aquí en la tierra somos diferentes, cada uno tiene su lugar, aun somos de carne y hueso, mortales, como en el principio.

¿A quién puede enseñar la Mujer?

Rom 16:12 Saluden a Trifena y a Trifosa, [mujeres] que están trabajando con ahínco en [el] Señor. Saluden a Pérsida nuestra amada, porque ella realizó muchas labores en [el] Señor.

Las mujeres apoyaban en las labores de la iglesia.


Flp 4:3 Sí, a ti también te solicito, genuino compañero de yugo, que sigas prestando ayuda a estas [mujeres] que se han esforzado lado a lado conmigo en las buenas nuevas, junto con Clemente así como también con los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.

Pablo solicitaba que se ayudara a las colaboradoras de llevar la buena nueva.


1Ti 3:11 Las mujeres, igualmente, deben ser serias, no calumniadoras, moderadas en los hábitos, fieles en todas las cosas.

Tit 2:3 Igualmente, que las mujeres de edad sean reverentes en su comportamiento, no calumniadoras, ni esclavizadas a mucho vino, maestras de lo que es bueno;
Tit 2:4 para que hagan recobrar el juicio a las mujeres jóvenes para que estas amen a sus esposos, amen a sus hijos,
Tit 2:5 sean de juicio sano, castas, trabajadoras en casa, buenas, sujetas a sus propios esposos, para que no se hable injuriosamente de la palabra de Dios.

Estas son algunas de las características de las mujeres que colaboran en la iglesia. Se menciona aquí que ellas deben ser maestras de lo que es bueno para “enseñar a las mujeres jóvenes”.


1Ti 5:1 No critiques severamente a un hombre mayor. Por lo contrario, ínstale como a un padre, a los de menos edad como a hermanos,
1Ti 5:2 a las mujeres de más edad como a madres, a las de menos edad como a hermanas, con toda castidad.
1Ti 5:3 Honra a las viudas que realmente son viudas.

Pablo insta al respeto a las mujeres como a madres y hermanas.
La mujer no puede ejercer dominio sobre el hombre, no puede enseñarle, pero puede enseñar a otras mujeres.


¿Es esta una posición machista?

1Co 7:3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.
1Co 7:4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.
1Co 7:5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

Como hombres, el hombre y la mujer se deben mutuamente en el deber conyugal.


1Co 7:10 Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido;
1Co 7:11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.

Estando en matrimonio el hombre y la mujer se deben mutuamente fidelidad.


1Co 7:33 pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer.
1Co 7:34 Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido.

El hombre y la mujer casados se preocupan por satisfacerse mutuamente.
Efe 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;
Efe 5:23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.
Efe 5:24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.
Efe 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella,
Efe 5:26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra,
Efe 5:27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.
Efe 5:28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.
Efe 5:29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
Efe 5:30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos.
Efe 5:31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne.
Efe 5:32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.
Efe 5:33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

Col 3:18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.
Col 3:19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.
Col 3:20 Hijos, obedeced a vuestros padres en todo, porque esto agrada al Señor.
Col 3:21 Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten.
Col 3:22 Siervos, obedeced en todo a vuestros amos terrenales, no sirviendo al ojo, como los que quieren agradar a los hombres, sino con corazón sincero, temiendo a Dios.
Col 3:23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;
Col 3:24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.
Col 3:25 Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas.

1Ti 3:1 Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.
1Ti 3:2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;
1Ti 3:3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro;
1Ti 3:4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad
1Ti 3:5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?);
1Ti 3:6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.
1Ti 3:7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

1Ti 5:14 Quiero, pues, que las viudas jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen su casa; que no den al adversario ninguna ocasión de maledicencia.

Tit 2:4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos,
Tit 2:5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.
Ambos, el hombre y la mujer gobiernan su casa, pero sin olvidar que la cabeza de la mujer es el varón.


1Pe 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

Los maridos deben vivir sabiamente, preocupándose por su mujer, cuidándola.
El hombre además de dar protección, sustento, casa y vestido a su esposa e hijos, es responsable de ellos.
La mujer es responsable de los nuevos hombres y mujeres, sus hijos. Cada uno tiene lo suyo.

15 comentarios:

gustavo dijo...

excelente artículo. Julio. hasta pronto.

muy atte.gustavo moreira

Anónimo dijo...

Y que pasa en el caso en que el marido abandona a la mujer? Como debe obrar la mujer en ese caso?

Julio Alfredo Diaz Calvet dijo...

La mujer se supedita a los pastores para aprender lo referente a la palabra... o en todo caso confía en lo que no ve y en oración pide a DIOS le haga comprender su palabra... orando y estudiando la palabra.

Anónimo dijo...

Y si el marido muestra que ya no cree en Dios pues no obra de acuerdo a su palabra y ademas aborrece y abanona a su mujer? Puede la mujer volver a casarse en ese caso?

Anónimo dijo...

Y si el marido muestra que ya no cree en Dios pues no obedece la palabra y ademas aborrece y abandona a su mujer? Puede la mujer volver a casarse?

Anónimo dijo...

Buenas tardes, disculpen parece que se borro una parte del mensaje. Lo que pasa es que en una parte de la biblia habla de que el hombre no debe abandonar a su mujer pues cae en terrible pecado, tambien dice que debemos ser fieles y entregarnos como Jesus se entrego, que deben estar juntos, entonces es para siempre y a prueba de todo a menos que haya infidelidad. Pero por otra parte tambien dice que "si es que" el hombre o la mujer es creyente, de lo contrario se pueden separar. Pero que pasa si este no obra de acuerdo a la palabra y actua de mala fe contra ella? Entonces no es creyente? No se como entenderlo. Por eso pregunto si en estos casos la mujer queda atada al marido por siempre a pesar de haber sido abandonada o puede volver a casarse? Por favor les agradceria me ayuden a resolver esta duda que tengo. Gracias

Julio Alfredo Diaz Calvet dijo...

1Co 7:10 Pero a los que están unidos en matrimonio, mando, no yo, sino el Señor: Que la mujer no se separe del marido;
1Co 7:11 y si se separa, quédese sin casar, o reconcíliese con su marido; y que el marido no abandone a su mujer.
1Co 7:12 Y a los demás yo digo, no el Señor: Si algún hermano tiene mujer que no sea creyente, y ella consiente en vivir con él, no la abandone.
1Co 7:13 Y si una mujer tiene marido que no sea creyente, y él consiente en vivir con ella, no lo abandone.
1Co 7:14 Porque el marido incrédulo es santificado en la mujer, y la mujer incrédula en el marido; pues de otra manera vuestros hijos serían inmundos, mientras que ahora son santos.
1Co 7:15 Pero si el incrédulo se separa, sepárese; pues no está el hermano o la hermana sujeto a servidumbre en semejante caso, sino que a paz nos llamó Dios.


Eladio dijo...

LA MUJER PUEDE SER PASTOR DE UNA iGLESIA???........

Julio Diaz dijo...

La paz sea con todos.

Tomando en cuenta que la mujer no tiene autoridad sobre el varón.

1Ti 2:12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

1Co 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.

¿Te imaginas a Jesús diciéndole a DIOS que decir o que hacer?

DIOS dirige a Jesús, Jesús al varón y el varón a la mujer.

Siendo las cosas así... ¿Cómo una mujer podría ser pastora?

La mujer anciana puede si: enseñar a otras mujeres jóvenes, a los niños y niñas.

Tit 2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien;
Tit 2:4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos,
Tit 2:5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

Otro punto, la mujer no puede hablar en la congregación, es decir cuando los fieles se congregan.

¿Cómo podría ser pastora?

1Ti 2:11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.
1Ti 2:12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

1Co 14:34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice.
1Co 14:35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

Que DIOS los bendiga.

Anónimo dijo...

Muy buena tu respuesta julio Diaz,me imagino que perteneces a la Iglesia de Cristo,ya que biblica mente es lo que se predica acerca de las mujeres

Anónimo dijo...

trinitario al fin

Unknown dijo...

La Biblia debe ser escudriñada y meditada....está escrita en misterio y solamente los tocados por el Espiritu Santo tendrán revelación. La Mujer es la Iglesia y el Esposo es Dios, por lo tanto hombre o mujer pueden predicar. Que Dios los bendiga

Unknown dijo...

La Biblia debe ser escudriñada y meditada....está escrita en misterio y solamente los tocados por el Espiritu Santo tendrán revelación. La Mujer es la Iglesia y el Esposo es Dios, por lo tanto hombre o mujer pueden predicar. Que Dios los bendiga

leibmy dijo...

La Biblia dice en gálatas 3;27-28
27 porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
28 ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Luego de que Pablo hablara a la iglesia más desordenada en Grecia, esto es a los corintos, que también les dijo que si no había intérpretes de lengua debían callar en la congregación (1Co.14;28) o sea que también hizo una prohibición a los hombres de la iglesia de los corintios puesto que esta iglesia era la que presentaba mucho más desorden. Ninguno quería sujetarse a ninguno y pues Pablo enseño que la mujer debía primero aprender en sujeción para poder enseñar(1tim.2;11) Pablo no le permitió hablar en la congregación por que la mujer creía que podía refutar la palabra de Dios; creía que era más sabia que otros puesto que interrumpían las enseñanzas formando desorden y avergonzando en la congregación, al hombre, por esto Pablo le dijo que si querían saber algo preguntaran en casa a sus esposos (1cor.14-35)era indecoroso que la mujer avergonzara a su esposo en público porque la mujer es la gloria del varón (1cor.11,7) por eso les prohibió hablar en la congregación no a la congregación; no debía ejercer dominio sobre el hombre; esto indigno a Pablo. es más o menos lo que paso con moisés que no pudo entrar en la tierra prometida por airarse y hacer cosas las cuales Dios no le había mandado: con esto no quiero decir que Pablo no entro en la tierra prometida puesto que el fue llevado al tercer cielo. El dijo que la mujer se salvaría engendrando hijos (1 tim 2;15), note lo que dice Pablo ¡engendrando hijos! es una expresión que si la entendiéramos literalmente podríamos decir que locura dijo Pablo, claro porque el que engendra no es la mujer si no el hombre, el estaba hablando espiritualmente cuando la mujer sea sujeta y respete las normas de Dios y las leyes puede engendrar osea colocar la semilla(jue.4;4-5) de salvación y esto es la palabra de Dios. En otras palabras la mujer puede se usada por Dios para la salvación de muchos(juan 4,28-29) cuando expone la palabra de verdad. Puede ser un instrumento del bien si obedece la palabra de Dios o un instrumento del mal si la desobedece(Gen.3,6) y (2 Cor.11-3), Eva vio que el árbol era bueno para alcanzar sabiduría, también las mujeres de corinto querían sobresalir o sea resaltar sobre los hombres demostrando que ellas podían ser mas sabias que los hombres y querían dominar al hombre por eso Pablo mando a callarlas y que no les permitía tal altivez en las iglesias de los santos. pero luego hubieron mujeres muy sujetas, sabias en su conducta y respetuosas de la palabra de Dios y Pablo entendió esto puesto que luego de entender por el espíritu de Dios que las mujeres también profetizaban y que Felípe tenia hijas profetizas(Hec .21;8-9) y que habían mujeres que habían luchado con el en la predicación del evangelio(fil.4;3) hablo que Dios no hace acepción de personas (Gál. 2,6 y 2;26-27) el entendió que Dios usa al que quiera usar sea varón o mujer siempre y cuando esté sometido o sometida a Cristo. por que el primer hombre a Adán no permaneció si no el segundo Adán Espíritu vivificante(JESÚS. 1Co. 15;22) así que la mujer procede del varón y tiene que respetar al varón pero si el varón recae de la gracia de Dios ella llevará el Ministerio de la palabra de Dios,(en su casa o en la iglesia). DIOS busca hombres y mujeres que le sirvan y estén dispuestos a llevar esta palabra, eso entendió Pablo que Dios usa al que quiera cuando quiera y como el quiera. Así que ya Dios en estos últimos tiempos también esta usando al segundo hombre (hablo de lo Espiritual) esto quiere decir a la mujer porque así como la mujer salió del varón también el varón nace de la mujer pero todo procede de DIOS (1Co.11;11-12).
asi es que estoy de acuerdo que la Biblia está escrita en misterio y solamente los tocados por el Espiritu Santo tendrán revelación.

Julio Diaz dijo...

1Ti 2:12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

Esto es muy claro, no necesita mayor estudio... La mujer no tiene autoridad sobre el HOMBRE.

El caso que la mujer engendre hijos se refiere al caso muy particular de las mujeres MAYORESde ENSEÑAR a mujeres jóvenes y a niños, no puede enseñar a hombres, no puede enseñar en la congregación, pues allí hay niños, mujeres jóvenes y HOMBRES...

Tit 2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien;
Tit 2:4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos,
Tit 2:5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

La mujer está sujeta a su marido... como el hombre a Jesús... y Jesús a DIOS...

En esta jerarquía no cabe la idea de ver al cristo ENSEÑANDO a DIOS... o del hombre enseñando al cristo... por tanto tampoco cabe la idea de ver ala mujer enseñando al hombre.

Efe 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

Efe 5:24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

Col 3:18 Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor.

1Co 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.

Que el DIOS de nuestro señor le bendiga.